Ariel Camus, fundador y CEO de Microverse
TECHNOLOGY & CYBERSECURITY

La startup Microverse cierra una ronda de $12.5 millones para liderar la formación de ingenieros de software a nivel global

Microverse ha cerrado una ronda Series A de 12,5 millones de dólares liderada por Northzone, una de las firmas de venture capital más reconocidas del mundo que ha invertido previamente en Spotify, iZettle, y en las españolas Wallapop y Red Point, junto a muchas otras startups de éxito. También han participado en la ronda sus inversores anteriores, General Catalyst y All Iron Ventures. La ronda se complementa con inversiones de business angels de alto perfil, incluyendo la directora de operaciones de Github, Erica Brescia, así como empleados de Google, Spotify y muchas otras startups líderes en Europa, África y Latinoamérica. Los inversores anteriores también incluyen a los cofundadores de Eventbrite, Kevin y Julia Hartz.

Esta nueva ronda de inversión refleja el progreso de Microverse y le permite continuar con el desarrollo de su plataforma a escala, expandir su equipo y satisfacer una demanda internacional en auge. Microverse espera triplicar el tamaño de la escuela en los próximos 18 meses. Para ello, la empresa también triplicará su equipo, pasando de 20 a 60 personas, presentes en diferentes países del mundo, incluido España. Estas incorporaciones se llevarán a cabo en las áreas de producto, ingeniería, enseñanza, «coaching», marketing, finanzas, RR. HH. y operaciones.

Ariel Camus, fundador y consejero delegado de Microverse, comentó:

«Nuestra misión es desarrollar el potencial humano con una educación de alta calidad accesible a nivel mundial. El lugar en el que naces no debería definir tus oportunidades en la vida. Esta ronda de inversión llega en un momento clave, cuando la demanda de alumnos que quieren aprender a programar y la oferta de empresas que buscan talento internacional alcanzan picos históricos«.

Por su parte, Michiel Kotting, General Partner de Northzone, añadió:

«El COVID-19 ha aumentado aún más la necesidad de disponer de talento de primera línea en cualquier lugar del mundo. Y, si bien, el talento es universal, las oportunidades actuales no lo son. Microverse quiere solucionar la mayor injusticia del mundo moderno y garantizar que el lugar en el que has nacido no determine las oportunidades que te da la vida. Ariel y su equipo han creado un programa de calidad para seleccionar el mejor talento del mundo y nos enorgullece ser inversores pioneros en su empresa«.

Hugo Fernández-Mardomingo, General Partner de All Iron Ventures, comentó:

“La escasez de talento tecnológico es un problema creciente que afecta tanto a startups como a grandes empresas. Microverse ataca este problema dando oportunidades a una fuente de talento global en gran medida no utilizada hasta el momento. Desde que invertimos inicialmente en Microverse, nos ha impresionado la visión de Ariel y su capacidad de ejecución. Estamos encantados de trabajar con él y con excelentes inversores para llevar a la empresa al siguiente nivel”.

Microverse fue fundada en 2018 por Ariel Camus, un emprendedor en serie que vendió su primera empresa a Lonely Planet. Ariel Camus nació en Argentina y se mudó a España en el 2001. El emprendedor está actualmente basado en Barcelona tras más de 6 años viviendo en San Francisco.

Microverse atrae a estudiantes de todo el mundo a través de un programa educativo que les ayuda a desarrollar su talento y conectar con oportunidades en el sector tecnológico internacional. El 75% de los estudiantes de Microverse están en África y América Latina. Sin embargo, el modelo de Microverse está diseñado explícitamente para aprender a trabajar de forma remota. El 92% de las ofertas de trabajo que reciben sus estudiantes son para puestos a distancia.

Su propuesta se basa en dos pilares. En primer lugar, un modelo de aprendizaje colaborativo que imita el entorno digital a distancia al que se enfrentarán los estudiantes a lo largo de su carrera laboral. En segundo lugar, destaca la accesibilidad del programa, ya que Microverse es la única escuela a nivel global que ofrece un Acuerdo de Ingresos Compartidos (ISA, por sus siglas en inglés) disponible en todos los países del mundo, lo que elimina las barreras para acceder a una educación de clase mundial en la que los estudiantes no pagan nada por adelantado.

La metodología de aprendizaje colaborativo de Microverse no sólo permite a los estudiantes adquirir habilidades técnicas, sino también desarrollar habilidades interpersonales necesarias para el trabajo remoto. Los estudiantes terminan el programa completamente preparados para el mundo laboral internacional, tras haber recibido de forma personalizada apoyo y «coaching» profesional, y tras haber adquirido experiencia en la colaboración intercultural.

En la coyuntura actual, en la que se ha acelerado la adopción del teletrabajo por parte de la mayoría de las empresas del mundo, la demanda por parte de alumnos que recibe Microverse se ha disparado a más de 10.000 postulantes procedentes de más de 200 países cada mes.

Más de 300 graduados de la empresa trabajan ya para gigantes tecnológicos como Microsoft, VMware, Globant y Huawei. Microverse guía profesionalmente a los alumnos después de la graduación y los resultados demuestran el éxito de la plataforma: el 95% encuentra un puesto de trabajo en menos de 6 meses y el aumento salarial medio es de un 240%.

Comparte:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*