FUNDS & CAPITAL

Lanzadera prevé alcanzar las 1.000 solicitudes en la próxima convocatoria de su programa de aceleración de startups

Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, cerrará el plazo para la captación de startups el próximo dos de noviembre. Una edición en la que se prevé que se presenten hasta 1.000 proyectos, según cuenta Gonzalo García, Director de Proyectos de Lanzadera, a Start Ups Inn. A partir del cierre de la convocatoria, comenzará la selección de aquellas afortunadas que llevarán su proyecto al infinito y, desde enero del próximo año, podrán completar los distintos programas de aceleración.

La última convocatoria, la correspondiente al mes de septiembre, «fue una situación excepcional», señala García. Al no haberse podido abrir la convocatoria de mayo, debido al confinamiento, el número de startups presentadas ascendió hasta las 1.800, de las cuales entraron 130. En esta ocasión, «recortaremos la selección hasta las 40 ó 50 startups, pues solemos mantener un porcentaje de entre el 5% y el 7% de aceptación de solicitudes», afirma García.

Qué se tiene en cuenta en el proceso de selección

El proceso de selección comienza con el envío de las candidaturas. Los equipos deben enviar un formulario en el que describan su idea de negocio y expliquen en qué sentido su proyecto es innovador. Después, deben grabarse un vídeo explicativo para conocer mejor el proyecto y, tras ello, si resultan seleccionadas, se procede a una entrevista personal.

En cuanto a los criterios que se tienen en cuenta para la selección de startups, depende mucho de la fase en la que se encuentren, tal y como señala García. En este sentido, lo que se prioriza en las startups en fase inicial, cuando los equipos casi no tienen ni el MVP es la persona: «valoramos que sea una persona con hambre y afín a nuestro modelo de gestión», añade. Conforme se va subiendo de etapa, se le da más peso al proyecto en sí, porque «un emprendedor puede no parecer un fuera de serie, pero presentar unas métricas que sí lo son», afirma García.

Qué cambios ha traído la COVID-19

Antes de la pandemia, ya se vislumbraban los sectores que estaban llamados a ser los líderes, pero la COVID-19 ha acelerado su transformación, haciendo que «muchas startups ganen entre dos y tres años», comenta García. Y es que, entre los sectores que han «subido como la espuma» a raíz de la crisis sanitaria, están los relacionados con la «digitalización de procesos, todo lo que no implica un contacto físico, como las autoescuelas online; la tecnología aplicada a la educación (EdTech) o el e-commerce», añade.

En este sentido, otra de las consecuencias de la pandemia ha sido el auge del emprendimiento en sí. Tanto que, «actualmente, tenemos 500 proyectos en fase inicial, lo que supone un 70% del total de startups con las que trabajamos, cuando el año pasado este porcentaje podía ser la mitad», comenta García.

Con respecto al perfil del emprendedor actual, García añade que «los hay que emprenden por vocación absoluta, porque llevaban cocinando una idea de negocio tiempo y, con la pandemia y la pérdida de su empleo, han decidido embarcarse en el proyecto, y los hay también que lo han hecho, pero manteniendo su trabajo, por la necesidad de contar con estabilidad laboral».

Así, desde Lanzadera, ven el futuro con optimismo y aseguran que, al calor de esta crisis, están surgiendo iniciativas que están marcando el presente y el futuro y, sin duda, el emprendimiento y las startups van a ser clave en el medio y largo plazo.

Comparte:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*